¡VUELVE WAKALIWOOD A MADRID! El 2 de noviembre con Bad Black

ENTRADAS POR 6 EUROS A LA VENTA EN TAQUILLA, RESERVAENTRADAS Y ATRAPALO

Después de arrasar en la CutreCon V, el cine de acción ugandés más demencial regresa a Madrid con la segunda WAKALIWOOD EXPERIENCE, que tendrá lugar el 2 de noviembre en el Cine del Palacio de la Prensa de la Gran Vía (Plaza de Callao, 4), donde se proyectará la última película del estudio, BAD BLACK. Al evento acudirá el propio Alan Hofmanis, productor y también protagonista de la cinta.

cartelTHEWAKALIWOODEXPERIENCE2

WAKALIWOOD

Este es el nombre por el que se conoce al cine de acción producido en Uganda, concretamente en un suburbio de la ciudad de Kampala, capital del país. Las películas de Wakaliwood destacan por su bajísimo presupuesto – el coste medio no supera los 150 dólares –, lo que implica unos medios de producción paupérrimos que se suplen con una buena dosis de ilusión, ingenio y, sobre todo, pasión por el cine. Y es que la escasez de recursos no fue un obstáculo para el hombre detrás de esta nueva corriente que ha revolucionado el séptimo arte, Isaac Nabwana. A través de su productora, Ramon Films, Nabwana se encarga de escribir, dirigir, producir y montar todas las películas de Wakaliwood, en las que no faltan todos los elementos que caracterizan al género de la acción como tiroteos, persecuciones o explosiones.

Armado con una cámara, un croma y un PC montado con piezas de ordenadores obsoletos que va encontrando por la calle, Nabwana es capaz de sacar adelante sus películas encargándose él mismo de todo el proceso de producción, lo que incluyen los efectos visuales, realizados a partir de las librerías gratuitas que ofrece Internet o el programa After Effects.

Así creó Who Killed Captain Alex, la cinta que fue la “culpable” de lo que ya se conoce como el “fenómeno Wakaliwood”: su tráiler dio la vuelta al mundo y se convirtió en un auténtico fenómeno viral, poniendo en el mapa un suburbio de Kampala hasta entonces dominado por la miseria y la falta de expectativas. Ahora sus habitantes sueñan con tener un papel en una película de Ramon Films, e incluso llega gente de todos los rincones del país tratando de hacerse un hueco en esta floreciente industria del entretenimiento ugandés.

Con más de 40 películas producidas a lo largo de casi una década, el cine de acción de Uganda se ha convertido en objeto de culto por parte de la comunidad cinéfila, en buena parte gracias a Alan Hofmanis, un americano que quedó tan impresionado tras ver el tráiler de Who Killed Captain Alex que decidió marcharse hasta Uganda para documentar el trabajo de Isaac Nabwana, lo que dio como resultado el filme Welcome to Wakaliwood y, lo que es más importante, su decisión de establecerse en Kampala y ayudar a Nabwana a sacar adelante sus proyectos, en los que también participa como actor.

Juntos decidieron apuntarse a la moda del crowdfunding y a través de la web Kickstarter solicitaron 160 dólares para poder rodar su siguiente película. La respuesta fue abrumadora y llegaron a los 14.000 dólares, una cifra que sirve para que la maquinaria de Ramon Films siga cautivando con sus historias repletas de acción y aventuras, hechas con el único propósito de divertir a los espectadores.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados