«DANGEROUS MEN», EL «SANTO GRIAL DEL CINE CUTRE», INAUGURA LA CUTRECON 9: ¡Una película que tardó 26 años en filmarse y estuvo a punto de perderse para siempre!

ENTRADAS PARA «DANGEROUS MEN» EL 29 DE ENERO A LAS 21:30H EN PALACIO DE LA PRENSA, YA A LA VENTA

Es tiempo de celebración en CUTRECON. La película estadounidense ‘Dangerous Men’ (2005), considerada como el «Santo Grial del Cine Cutre» y todo un fenómeno en su país de origen -en la línea de otros títulos de culto como ‘Samurai Cop’ o ‘Miami Connection’-, se estrenará por primera vez en España en el marco de nuestro festival. Será en la sesión inaugural, que tendrá lugar el 29 de enero a las 21:30 horas en el Palacio de la Prensa de Madrid.

Una cinta de acción prácticamente única en la historia del cine, ya que su rodaje comenzó en 1979 y, debido a las pretensiones de un excéntrico director, así como a razones presupuestarias y logísticas, se prolongó durante 26 años, dando como resultado “una de las películas más incomprensibles y nefastas de todos los tiempos”, según la organización del festival.

Durante la larga filmación, el reparto actoral, el equipo técnico y el guion fueron cambiando con el paso de los años, dando como resultado final un “pastiche absolutamente incoherente y, a la par, fascinante, que combina lo peor de los años 80 y los 90”, en palabras de Carlos Palencia, director del festival.

‘Dangerous Men’ se estrenó en 2005 de forma limitada en sólo cuatro cines de Estados Unidos, pasando completamente desapercibida. La cinta, destinada al olvido, fue descubierta años después por la empresa Drafthouse Films, que, consciente de su potencial como “comedia involuntaria”, decidió rescatarla del ostrascimo y relanzarla al mercado.

EL ‘SANTO GRIAL’ DEL CINE CUTRE

En 1979, el cineasta iraní Jahangir Salehi (1936-2007) huyó de su país tras la llamada Revolución Islámica que aupó al poder al ayatolá Jomeini. Como tantos artistas de mentalidad liberal, se refugió en Estados Unidos y trató de sacar adelante un guion escrito por él (bajo el nombre artístico de John S. Rad), titulado ‘Dangerous Men’. La historia gira en torno a una mujer que, tras ver cómo su prometido es salvajemente asesinado, decide emprender una venganza contra los hombres que le quitaron la vida.

Un argumento de serie B que Salehi comenzó a rodar en la década de los 80 y finalizó 26 años después. Estamos ante una verdadera locura que hará estallar la cabeza del público, que será incapaz de entender lo que ocurre en pantalla, no sólo por su desastrosa dirección y pésimo montaje, sino también por el desfile de actores que aparecen a lo largo del metraje, que convierte a la película en una especie de ¿Quién es quién? de 90 minutos.

El hecho de grabar la cinta durante dos décadas y en jornadas de rodaje muy distanciadas las unas de las otras, impidió que Salehi pudiera mantener al mismo reparto, por lo que fue contratanto a actores que sustituían a los anteriores, y así sucesivamente… en un caos cinematográfico de primer nivel. Todo ello a ritmo de una repetitiva y atroz melodía de Casiotone, interpretada por el propio director quien, sin saber nada de música, también se lanzó a la aventura de componer la banda sonora.

La película fue estrenada en 2005 sin pena ni gloria en cuatro cines de Estados Unidos y, dos años después, Salehi falleció, por lo que no tuvo oportunidad de conocer el inesperado éxito que tendría su película en la década siguiente. Y es que, en 2016, la empresa Drafthouse Films, experta en rastrear todo tipo de subproductos fílmicos, decidió rescatar la película del cajón del olvido, restaurarla y redistribuirla, para regocijo de los cinéfilos más curiosos. Así, esta suerte de “Boyhood” del “cine cutre”, experimentó una segunda oportunidad, triunfando en festivales como el prestigioso Fantastic Fest de Austin (Texas, Estados Unidos) y también en ciudades europeas como París o Bristol.

Ahora le llega el turno de triunfar en CutreCon y conquistar al público español, en una jornada inaugural que promete ser “inolvidable”, ya que, como insiste Palencia, “los espectadores no están preparados para una locura de semejante calibre; las carcajadas están más que aseguradas”.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.